miércoles, 19 de diciembre de 2012

Cymbaline – Pink Floyd, del álbum "More" (letra en inglés y traducida al español)




Cymbaline – Pink Floyd

Del álbum "More"
(en inglés y traducida al español)








Cymbaline
Pink Floyd (from "More")

From the french hippie movie “More” by Barbet Schroeder (1969)
Soundtrack was composed by Pink Floyd.
Some say that the song is about Roger Waters having a nightmare,
a very disturbing dream, and telling the events of it.



The path you tread is narrow and the drop is shear and very high
The ravens all are watching from a vantage point near by
Apprehension creeping like a choo-train up your spine
Will the tightrope reach the end; will the final cuplet rhyme
And it's high time
Cymbaline
It's high time
Cymbaline
Please wake me Butterfly with broken wings is falling by your side
The ravens all are closing in there's no where you can hide
Your manager and agent are both busy on the phone
Selling colored photographs to magazines back home
And it's high time
Cymbaline
It's high time
Cymbaline
Please wake me
The lines converging where you stand they must have moved the picture plane
The leaves are heavy around your feet you hear the thunder of the train
Suddenly it strikes you that they're moving into range
Doctor Strange is always changing size
And it's high time
Cymbaline
It's high time
Cymbaline
Please wake me
And it's high time
Cymbaline
It's high time
Cymbaline
Please wake me.


 ________________



Cymbaline
Pink Floyd - (de "More")


De la película hippie francesa “More” dirigida por Barbet Schroeder (1969)
Banda de sonido compuesta por Pink Floyd.
Algunos dicen que la letra trata sobre una pesadilla o un sueño muy perturbador 
descripto así por Roger Waters. 



El sendero que recorres es estrecho y la caída es cortante y muy alta.
Los cuervos te acechan desde una cercana situación ventajosa
arrastrándose en la aprehensión como un tren por tu columna.
La cuerda floja alcanzará el final; la estrofa final rimará.
Y ya es hora
Cymbaline
es hora
Cymbaline
por favor, despiértame.
Una mariposa con las alas rotas está cayendo a tu lado.
Los cuervos se ciernen sobre ti y no hay donde puedas esconderte.
Tu representante y agente están ambos ocupados con el teléfono
vendiendo fotografías a color en las revistas de la ciudad.
Y ya es hora de
Cymbaline
es hora de
Cymbaline
por favor, despiértame.
Las líneas convergen hacia donde estás deben de haber movido el plano.
Las hojas pesan alrededor de tus pies sientes el estruendo del tren
y de repente te sorprende que se coloquen a tu alcance
Doctor Extraño que siempre cambia de tamaño.
Y ya es hora
Cymbaline
es hora
Cymbaline
por favor, despiértame.
Y ya es hora
Cymbaline
es hora
Cymbaline
por favor, despiértame.


______________________________________________________



lunes, 17 de diciembre de 2012

Todo lo que vive, todo lo que muere - Salvador Suniaga





Todo lo que vive, todo lo que muere

Salvador Suniaga





"Vida: caso particular de la muerte. 
Todo lo que vive ya está moribundo, 
y todo lo que muere gusta de permanecer así."



Salvador Suniaga
Pensador, amigo y escritor venezolano






Ver más información y escritos de Salvador Suniaga en:
Aforismos Clarividentes
http://lecorvomecanique.blogspot.com/




_________________________________________________________________________


 

martes, 11 de diciembre de 2012

On unlived lives (acerca de vidas no vividas)



On unlived lives
(Acerca de vidas no vividas)


 

"But we also learn to live somewhere between the lives we have
and the lives we would like."



From the prologue to "Missing Out - In Praise of the unlived life "
By Adam Phillips
Published by Hamish Hamilton - Penguin Group
2012

______________




"Pero también aprendemos a vivir en alguna parte entre las vidas que tenemos
y las vidas que querríamos tener."



Del prólogo de "Missing Out - In Praise of the unlived life"
Adam Phillips
 Editado por Hamish Hamilton - Penguin Group
2012
(la traducción es no oficial y modestamente mía...)



_________________

sábado, 8 de diciembre de 2012

El espinazo de una montaña bañada de luz cambiante - Patti Smith en honor a Robert Mapplethorpe




El espinazo de una montaña bañada de luz cambiante

(Patti Smith en honor a Robert Mapplethorpe)





 “¿De qué habrían de culparme? 
¿De ser un hombre que deseaba nada menos que 
abrazar el espinazo de una montaña bañada de luz cambiante?”

 

"El Mar de Coral"
Patti Smith
(Editorial Lumen)


_______________



lunes, 19 de noviembre de 2012

¡Corre hacia tu riesgo!




¡Corre hacia tu riesgo!





Gabi Romano
 



Elévate sólo hasta aquello que pueda excederte.

La verdadera altura de la libertad se alcanza en cimas de cuesta empinada, en lo que late más allá de todo cálculo o conveniencia. Por ello autopreservarse es, probablemente, una de las mayores mezquindades propias de los pequeños de espíritu. 

Aspira a lo que se mueve.
Aprende de lo que cambia.
Ama a quien se enciende sin reservarse nada para sí.
Sigue el destello de todo lo que asciende vivamente.
Del resto, olvídate, y trata de dejar atrás rápidamente a quien se consume en su propia empedernida sombra.   

Elevarse es espigarse pródigamente, correr el riesgo de abrazar la ausencia de toda medida… e incluso ver desde allí arriba la paradoja que forman juntos el insignificante ocaso de tu mísero Yo coexistiendo con tu hora más brillante. 



___________________

 



Ninguna de tus neuronas sabe quien eres…ni le importa






“Ninguna de tus neuronas sabe quien eres…ni le importa.
Las neuronas toman las decisiones 10 segundos antes que tú…”



Eduard Punset


________________



 

martes, 13 de noviembre de 2012

You are dead the second you were born - "Savages" movie (Estás muerto desde el segundo en que naciste - "Salvajes")



 You are dead the second you were born
"Savages"





“You are dead the second you were born. 
Once you accept that, you can do anything.”


"Estás muerto desde el segundo en que naces. 
Una vez que aceptas eso, puedes hacer cualquier cosa."





Chon
 (from the movie "Savages" based on the novel of the same name by Don Winslow) 
      (de la película "Salvajes" basada en la novela del mismo nombre de Don Winslow) 




____________________




jueves, 8 de noviembre de 2012

Las fichas del dominó





 Las fichas del dominó





"Una acción concreta y decidida sobre un punto 
limitado, pero decisivo, 
que implicase un cambio fundamental sobre ese punto y
gradualmente
modificase los términos mismos del conjunto de los problemas."



Jean Monnet

______________ 






martes, 6 de noviembre de 2012

Libertad individual y Estado Omnipotente - Juan Bautista Alberdi




Libertad individual y Estado Omnipotente
Juan Bautista Alberdi




“La libertad individual es el límite sagrado en que termina la autoridad del Estado. 
Todos los crímenes contra la libertad del hombre han podido ser cometidos 
no sólo impune, sino legalmente en nombre del Estado Omnipotente, 
invocado por su gobierno omnímodo. 
La libertad exterior de la patria es la Independencia de todo país extranjero. 
La Libertad interior es la independencia del individuo dentro de su propio país.
 La libertad interior -libertad civil y política- significa literalmente 
 ausencia de todo poder omnipotente y omnímodo en el Estado 
y en el gobierno del Estado”.



Juan Bautista Alberdi 


_________________________


 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Seguirle el tranco a la vida...





Gabi Romano




 "La vida siempre va al galope,
pero pocos son los jinetes que se atreven a seguirle el tranco".






________________________




sábado, 3 de noviembre de 2012

Otra vida, no otro mundo - Tomás Abraham





Otra vida, no otro mundo
Tomás Abraham





En su último curso, El coraje de la verdad, catorce años después del primero, Foucault le encontrará un compañero de ruta al expulsado sofista: el cínico. No serán la "mántica" del profeta, ni el retiro silencioso del sabio, ni la tékné del educador especializado, las figuras conceptuales de quien camine por el mismo sendero en este periplo final, sino la actitud del desprestigiado cínico. Lo llama "parresiastés", porque la parresía se define por el hablar directo, sin ornamentos, y se produce en una situación en la que quien habla lo hace ante un hombre con poder e investidura que pone en peligro su misma vida. El cínico es el irreverente, el insolente, aquel que le dice a Alejandro que sólo le reconoce el valor de ser opaco, por taparle el sol. El cínico no es el que no cree en nada sino el único que cree. Pero cree en la nada, cree que la vida hay que inventarla desde la nada y no desde un saber, ni desde un idolatrar, ni desde un poder. El poder de la nada, el del rey loco, el Ubú sempiterno que muestra con su risotada la impostura del monarca solemne legitimado por el relato oficial.

El cinismo es la irrupción de lo elemental, del pensamiento crudo, de la palabra gesto. Es aquel que hace de la filosofía un modo de vida, la del caracol, no la de la lechuza que ve de noche cuando todos duermen, sino la del que se arrastra por la tierra con su casa a cuestas.

La existencia misma como problema, el llamado arte de vivir, no es una estética de salón, sino un modo de relacionarse con el prójimo. No es el acto masturbatorio de un Diógenes exhibicionista en la plaza pública, sino el del filósofo que interpela a sus semejantes, aquel que pone en tela de juicio sus pretensiones de saber, quien cuestiona las credenciales del poder.

¿Nihilista? No hay por qué espantarse ante esta palabra dostoievskiana. No se trata de terroristas románticos. No brota de la decadencia de Occidente ni de que el Padre ya no manda en la mesa familiar. Dice Foucault que la inquietud que provoca el nihilismo, como el escepticismo moderno y el cinismo, no es la de que si Dios no existiera todo estaría permitido, sino la de una ética de la verdad. ¿Cuál es la vida que se necesita una vez que la verdad no es necesaria? Si debemos enfrentarnos al “nada es verdadero”, ¿cómo vivir?

Foucault agrega que lo que el cinismo muestra es que para vivir con autenticidad no hace falta mucha verdad, y que cuando nos preocupamos verdaderamente por la verdad, pocas lecciones de vida son necesarias.

En forma paralela a una historia de la filosofía que tiene preocupaciones metafísicas y epistémicas, hay otra que se ocupa de la vida filosófica, de la constitución ética de sí mismo. Otra vida y no otro mundo.

Foucault no nos dejó todo lo que podía decir al respecto del tema de la existencia ya no desde la condición humana como lo habían hecho Kierkegaard, Camus y Sartre, sino desde las tecnologías del yo elaboradas por culturas históricas. Los puntos suspensivos son las huellas de la vida que se va, y el silencio que la muerte produce, esta vez, no está vacío de palabras. Nos dejó los cursos, los artículos y las entrevistas, los seminarios y las relecturas que podemos hacer de sus textos ya clásicos.

En una entrevista en la Universidad de Lovaina en el año 1982, Michel Foucault decía que cuando terminara su historia de la sexualidad, que se había iniciado en la modernidad y que para sorpresa suya lo conducía al mundo griego, le gustaría escribir sobre la guerra. Una genealogía que diera cuenta de la razón por la que una nación les exige a los hombres que mueran por ella.

Esa preocupación, por si a alguien le interesa, ahora puede ser nuestra…




Tomás Abraham 
Fragmento de "La parábola de Michel Foucault"
Publicado originalmente en La Nación - 14/10/2011
http://www.lanacion.com.ar/1414402-la-parabola-de-michel-foucault


Imagen:
Henry Matisse
L´escargot
1952/53 

_____________________________________________________________________________
 



jueves, 1 de noviembre de 2012

He vivido - Nazim Hikmet


 
"Acerca de vivir" 
(fragmento)
Nazim Hikmet





...es decir: estemos donde estemos
hemos de vivir
como si nunca hubiésemos de morir.

Tanto ha de amarse el mundo en todo instante,
se le ha de amar tan conscientemente 
que se pueda decir: "He vivido".





"Acerca de vivir" (fragmento)

Nazim Hikmet
Salónica 1901-Moscú 1963
Poeta y dramaturgo turco


_______________


martes, 30 de octubre de 2012

Breves glorias... inevitables obsesiones - Sheila Sullivan


 Breves glorias... inevitables obsesiones
  Sheila Sullivan





"El sexo está involucrado, 
la ilusión predomina, 
la obsesión es inevitable, 
el grado de control consciente es muy modesto, 
y el tiempo de gloria breve’.



Sheila Sullivan



________________________________




sábado, 27 de octubre de 2012

Heavy Soul (Alma apesadumbrada) - The Black Keys (letra en inglés y traducida al español)

 


Heavy Soul
– The Black Keys
(Alma apesadumbrada)  








 

Heavy Soul 
The Black Keys



I hear her calling - come to me
thought of her wont let me be
go to the valley, climb the hill
whatever it takes darling, you know I will

Hey now darling
your heavy soul darling

I hear her calling - hurry home
been ´so long since I been gone
I wont get tired wont go astray
I hear her calling call my name

Hey now darling
your heavy soul darling

Just my color
just my kind
got a heavy soul next to mine
heart's on fire - get no sleep
drive all night - no relief

Yeah now darling
your heavy soul darling



 __________



 Alma apesadumbrada 
The Black Keys 


La escucho llamándome - ven a mí
pensar en ella no me deja ser
Ir al valle, escalar la colina
lo que sea necesario, querida, sabés que lo haré.

Ey ahora, querida
alma apesadumbrada, querida...


La escucho llamándome - apurate en llegar a casa
ha pasado tanto desde que me fui
No me cansaré, no perderé el rumbo
la escucho llamándome por mi nombre

Ey ahora, querida
alma apesadumbrada, querida...


Exactamente mi color,
exactamente mi tipo
tengo un alma apesadumbrada cerca de la mía
el corazón está en llamas –  no puedo dormir
manejo toda la noche - sin consuelo

Ey ahora, querida
alma apesadumbrada, querida...


________________





La distancia, las almas, los esfuerzos - Paul Claudel (“Partage de midi”)




 

La distancia, las almas, los esfuerzos  

Paul Claudel (“Partage de midi”)







“Distantes, dejando de pesar el uno sobre el otro, 
¿acarrearemos nuestras almas con esfuerzo?”



Paul Claudel
En “Partage de midi”
(1905)



____________________________



viernes, 26 de octubre de 2012

Roberto Juarroz y la gesta inmoral del amor






 Roberto Juarroz y la gesta inmoral del amor




Gabi Romano





“El amor es simplemente eso:
la forma del comienzo tercamente escondida detrás de los finales.”

Roberto Juarroz





Roberto Juarroz, ha sido mucho más que un poeta, mucho más que un ensayista, mucho más que un sapiente catedrático universitario, mucho más que un recordado periodista. Fue más bien una rareza extraordinaria de esas en que el ser de la escritura se desborda de sí mismo al punto de volverse indiscernible del ser meditativo, evento biográfico sólo concebible precisamente, por vía de ese excepcional autoanegamiento existencial. Filopoeta conceptual y preciso, Juarroz representa su propia rara avis en esa nobilísima amalgama de hombre de letras y pensador sensible.


Con un pie descalzo en su época y el otro rozando el agua correntosa de los tiempos venideros, este escriba nacido en la provincia de Buenos Aires en 1925, rompe las formas de lo amoroso y sus encarcelantes representaciones aceptadas por el status quo para verter la pasión en nuevos moldes, otros moldes desmoldados constantemente por una palabra sintiente ajena a todo pulso que no provenga de las atmósferas de la libertad.
 

Distante de las simplificaciones tanto como de las toxinas capaces de matar lo que es auténtica gesta de amor, manifestará su desprecio por cualquier forma de mercantilización, por la imbecilidad prepotente de las mediaciones ideológicas de cualquier color y en cualquier terreno, por la mediocridad resentida escondida en ciertas patéticas búsquedas de éxito, e incluso llegará a expresar con claridad indubitable su detestamiento por la política al considerar a ésta como “el mayor enemigo de la poesía”. En virtud de lo anterior, cuán absurdo –y a la vez, qué tremendo contrasentido biográfico y autoral- resulta así el hecho de que Juarroz pretenda ser capitalizado ocasionalmente por algunos detentadores de banderías politiqueras o abrazadores de trincherismos contingentes…        


Este descendiente de vascos que abandonara el mundo un 31 de marzo de 1995, ha legado un testimonio pensante que de algún modo fue contra su tiempo. Roberto Juarroz excedió significaciones y sentidos de su época -cierta "mentalidad" diría Duby- creando así un espacio poético singular que resulta a la vez reflexión filosófica de lo porvenir. Poesía y filosofía se entrelazan en una escritura donde  la alteridad del sí mismo queda capturada por centros ausentes, donde el pensar no es más que una insistente maniobra de la insensatez, donde vivir sin enmascaramientos es percibirse en perpetuo estado de infracción. Cero cartesianismo, patada en el traste al sujeto trascendente, develamiento de los límites de la escritura que, lejos de alzarse con el trofeo de la certeza, se sabe experiencia impotente de la que sin embargo emergen las potencias de nuevas realidades.     


En esta línea que desde el pleno siglo XX Juarroz dibuja como pespunte que ya araña incertidumbres venideras, lo amoroso sólo resultará pasible de ser afirmardo si se lo aborda como experiencia existencial insumisa a los marcos y a las estructuras preasignadas por lo imaginario social. Juarroz desubica así al amor,  deshace al amor como reducto moral y/o experiencia cautiva de las formas de la moralidad. 

Desubicado, des-hecho, subvertido, el amor es objeto de una implacable sacudida, y al hacerlo, Juarroz lo reinventa en un territorio más allá del mal, más allá de lo razonable, más allá de la Verdad o del Bien o de la belleza. El poeta filósofo pone a bailar al amor en una danza que sólo es concebible más allá de los confines que imponen los ligámenes tradicionales. Y qué bien le sienta al acontecimiento amoroso ese desconfinamiento inmoral en el que todo movimiento se vuelve potencia realizable, toda asfixiante imposibilidad deja de serlo, todo guión social pierde sentido hasta incluso terminar siendo ridículo.


Amores que empiezan cuando las deidades se acaban y sólo se oye atentamente el murmullo de lo que grita humanamente desde la sangre. 


Darlo todo por perdido. Allí comienza lo abierto” dirá en sus poesías verticales. En consecuencia, preguntarse sin rodeos qué es el amor sino la maximización de una apertura a esa inmensa diferencia que es el otro, qué es amar sino un riesgo abismal que invita al arrojo en lo abierto a sabiendas de que ese arrojarse sin red habla a las claras de la rotunda falta de garantías propia de la pasión amorosa?   


“Un amor más allá del amor” es tal vez el mejor poema de Roberto Juarroz, o al menos el que mejor se ajusta palabra por palabra, a una experiencia pasional concebida como gesta de la intensidad. Por esto mismo, amores que son gesto de lo inconsistente, gesto de lo bravío, de lo absurdo, lo incierto, y a la vez de lo profundamente inevitable y necesario.






Un amor más allá del amor...


Un amor más allá del amor,
por encima del rito del vínculo,
más allá del juego siniestro
de la soledad y de la compañía.
Un amor que no necesite regreso,
pero tampoco partida.
Un amor no sometido
a los fogonazos de ir y de volver,
de estar despiertos o dormidos,
de llamar o callar.
Un amor para estar juntos
o para no estarlo
pero también para todas las posiciones
intermedias.
Un amor como abrir los ojos.
Y quizá también como cerrarlos.





_________________________












miércoles, 24 de octubre de 2012

Terroristas antiplatónicos







Detienen a unos filósofos que planeaban socavar los fundamentos del platonismo

Disponían de una artillería de contraargumentos





Publicado originalmente en “El Mundo Today
http://www.elmundotoday.com/2012/09/detienen-a-unos-filosofos-que-planeaban-socavar-los-fundamentos-del-platonismo/




 
Tres presuntos miembros de un grupo de estudios nietzscheanos fueron detenidos este martes en Barcelona bajo la sospecha de que planeaban socavar los cimientos del platonismo. En el piso alquilado desde el que operaban, se encontraron esbozos de argumentos y silogismos con suficiente capacidad para armar una “bomba lógica” que podría revocar los principales dogmas del platonismo clásico.

Según la policía, el material del que disponía la banda de filósofos era muy contundente. “Algunos de los argumentos eran brillantes. De hecho, uno de los primeros agentes en irrumpir en el piso leyó uno de los silogismos de soslayo y al momento renegó del mundo de las ideas y de la idea del bien en sí”, explica el teniente Boladeras, encargado del caso.

Teniendo en cuenta que casi toda la filosofía occidental se asienta sobre el platonismo, se estaría hablando de un grupo terrorista con mucha capacidad destructiva. Se calcula que la onda expansiva podría haber llegado al menos hasta la redacción de la revista americana “Philosophical Review”, donde probablemente se habrían visto obligados a publicar una reseña de sus brillantes argumentos.

Las incógnitas sobre qué pretendían hacer los detenidos son muchas, aunque parece claro que se preparaban para un atentado inminente. “Sospechamos que planeaban irrumpir en la clase ‘Filosofía Antigua I’ de la Facultad de Filosofía de Barcelona, chillando argumentos para demostrar que el platonismo es un paradigma filosófico basado en una desconfianza irracional hacia los sentidos”, explica otro agente de la policía. El grupo integrista cree que el platonismo ha provocado que toda la filosofía occidental parta de la tesis del dualismo “cuerpo-mente / mundo-ideas” que en última instancia ha conducido al cristianismo y ha provocado cierta tendencia anticientificista en el humanismo europeo.

Además del conjunto de argumentos, el grupo disponía de suficientes libros de Nietzsche “como para convencer a todo un autobús”. Boladeras asegura que, mezclados con algo de Schopenhauer y algo de metralla aristotélica, los ejemplares podían llegar a ser muy destructivos, y fuentes de la lucha antiterrorista insisten en que, casi con total seguridad, en la vivienda había más libros de Nietzsche que los arrestados se comieron antes del registro para hacer desaparecer las pruebas al grito de “lo que no me mata me hace más fuerte”.

Según la policía, no solo pretendían atacar las bases de la filosofía idealista a nivel argumental, sino que también tenían pensado sabotear el ponche de “El Banquete” de Platón, tapiar la salida de la caverna para que no pudiera escapar nadie y secuestrar al filósofo rey de “La República”, el libro más importante del filósofo griego.


_____________________



 

miércoles, 10 de octubre de 2012

El irreverente Onfray y las aplicaciones de la risa de Demócrito




El irreverente Onfray y las aplicaciones de la risa de Demócrito






Gabi Romano




“Lo mejor para el hombre
es pasar su vida de la manera
más feliz posible y la menos triste”

Demócrito de Abdera
Siglo V aC.




El 1ro. de julio de 2008 Michel Onfray, alma mater de la ya legendaria Université Populaire de Caen, ofreció una de sus invaluables charlas en Paris para la web-radio “France Culture”. Desarrollada en el Théâtre du Rond-Point, la conferencia giró en torno al espíritu que animó al propio Onfray a pensar el poder de la risa como resistencia. La figura del filósofo de Abdera da título a esta conferencia sin desperdicio: “Le rire de Démocrite – Les sentiers de la création”.


La risa como barricada frente a la multidiseminada estupidez humana, la risa como rebeldía ante la imbecilidad que parece no tener fin, la risa como ocasión para desarticular el poder tiránico de toda forma que adopte ese mismo poder cuando se autoexalta como “auténtico” guardián de la verdad y gestor de lo autorizado.
 
La risa como primer, último y gran acto de desobediencia.
En suma, cagarse de risa antes que salir a incendiar el mundo... reir como opción antipesimista contra el realismo desvitalizante que nos rodea. Morir de risa para no salir a matarnos todos contra todos.

La risa como arma contra las pulsiones de muerte, la risa como antídoto para tolerar la incultura y sus múltiples manisfestaciones cotidianas, la risa contra cualquier imposición de mitologías políticas de derecha o de izquierda, la risa porque no tiene sentido creer en nada, la risa ante el sinsentido, la risa para exorcizar el ideal ascético al que suscriben todas las infames fábricas de religiones, la risa contra cualquier forma del odio, la risa contra en “deber tener” y no menos contra el “deber ser” o el "deber pensar", la risa como disparo humorístico contra la ridiculez.

Sí, Demócrito –con y a través del propio Onfray- se rien de todo o casi todo.

Para el rebelde de Caen, Demócrito es la encarnación trágica de esa risa insurrecta que mal se lleva con cualquiera de esas entidades que –incluso hasta hoy- seguimos cabezaduramente considerando “sagradas”.

Se dice que el celebérrimo médico Hipócrates fue convocado para diagnosticar la posible locura de Demócrito a quien sus conciudadanos abderianos querían curar de su insanía reidora. La carcajadas casi continuas de Demócrito generaban inquietud y ansias de categorización dentro de la morbilidad entre las gentes que habitaban allá por el siglo V aC. aquella ciudad de la costa Tracia. Hipócrates no pudo curar de la risa a Democrito: quién puede curar un signo inequívoco de la sabiduría..?

Se dice que Demócrito, siendo aun un jovenzuelo y viviendo todavía en la casa paterna, habría comenzado su formación –mucho antes de que Leucipo lo introdujera en el mundo de la física- con algunos antiguos caldeos y magos. No sería de extrañar que su don de reir haya sido, inicialmente, un modo de alquimizar mágicamente la tragedia angustiante de ver-oír-sentir la vasta e interminable cantidad de artificios y desgracias en que apestosamente se cuece el patetismo de la condición humana. La risa como transmutación del dolor o de la impotencia. La risa como reposo transitorio ante lo irremediable.        

Reproduzco aquí abajo el link de la charla dada en París, por si disponen de un tiempo/deseo para asistir a una hora y diez minutos de maestría, y aprovechando que es del no muy profuso material oral del pensador francés que se encuentra traducido en YouTube. Sobre el final de la conferencia dice Michel Onfray:  


“Tengo una pequeña lista en caso de que quieran poner algo en práctica, les doy objetos de los que se pueden reír, esto es lo que les propongo:


Reir de dios
de los curas
del clero
de la religión
reír de las iglesias
reír de Jehová
de Jesús y de Mahoma
reír del talmud
reír de la biblia
reír del corán
reír de los budistas
reír de los hinduístas
reír del dalai lama
reír del papa
reír de los iman
reír de los monjes
reír de las monjas
de los ayatola
reír de los mollah
reír de las mujeres con velo
reír del paraíso
del infierno
y del purgatorio
reír de la muerte
reír de los tontos
reír de los brutos
reír de los incultos
reír de los periodistas
reír de los universitarios
reír de los pretenciosos
reír de los cretinos
de los imbéciles que son casi siempre los mismos
reír de los caras largas
de los aburridos
reír de los que impiden reír
reír de los padres de familia (eso los hizo reír menos)
reír de las madres de familia
de las mujeres embarazadas
reír de los políticos
de los reyes
del presidente de la república
reír de los ministros
reír del más insignificante consejero municipal
reír de los banqueros
reír de los notarios
de los agentes inmobiliarios
reír de los jugadores de golf
reír de los futbolistas
de los traders
reír de los contadores
reír de la policía
reír de los milicos
reír de los platonistas
de los filósofos idealistas
de los espiritualistas
reír de la gran risa de los anarquistas
y terminar un día por morir de risa,
                                        cierto, pero al menos, haber verdaderamente vivido.”  
 


 



  ________________




miércoles, 18 de julio de 2012

Amigos nómades, esteparios espíritus libres...



 

Amigos nómades, esteparios espíritus libres...
 




Gabi Romano





"...yo amo a aquel cuya alma se prodiga"
Friedrich Nietzsche


No puedo andar en manada. No sé. No me sale. No.

Prefiero lo primitivo y la aridez de la soledad más huraña que aceptar presencias que han entrado en las fauces de cualquier modo de estandarización. Optaré siempre por un terremoto existencial análogo a un 9.5 en la escala Richter antes que dejar que me fijen las alas en el telgopor ordenado de las voluntades entomológicas. No hay costo que deba detener a uno si el precio que se nos está exigiendo pagar involucra a la mismísima libertad de ser quien se es.  

Me importan relativamente poco y nada los sosiegos sociales, soy alérgica a los consuelos colectivistas diseñados para piaras, y tengo bajísima tolerancia a cualquiera que pretenda venderme el aura beatífica con que tiende a marketinearse la indiscernibilidad de ciertas infelices unidades gregarias. Frente a las  variaciones monótonas de convenciones bendecidas masivamente, sigo siendo sanguíneamente pirrónica. Entre “pertenecer” y “ser” iré indefectiblemente tras el riesgo ontológico.

No hago lazo fácilmente, y difícilmente pueda alguien ponerme una brida.  No me molesta que otros opten por algún tipo de entrega en fascículos de su autonomía a fin de que sus existencias sean editadas por hechiceros de la conciencia, aunque sí me irrita cuando se autoejemplifican como herederos de dudosas virtudes no sujetas a discusión alguna. Allá ellos y los usos intrumentales a los que se presten. Siendo que no concibo arquitecturizarse a sí mismo por fuera de una constante crítica diaria sobre lo que se hace y se piensa, lo que se edifica y lo que se procrastina, lo que se cree y lo que se ignora, soy capaz de ahogarme de desesperación ante la cerrazón del  otro. Tal vez sea esa la principal razón por la cual prefiero salir a nadar sola en aguas abiertas. Por mi parte me quedo siempre con el apocalipsis de mi mismidad en perpetua inquietud antes que con cualquier versión del paraíso compartido. Anarca y confusa, jamás previsible y ni gobernable. Desatada, suelta, y probablemente inmoral, pero así me elijo antes que adaptada a una moralina en ruinas o amordazada por dogmáticas exigencias con pretensiones de irrevocabilidad.    

Cuánto más pedagógicas me han resultado siempre las violentas y sinceras demencias de mis propios vulcanismos antes que las supuestas educativas serenidades patológicas que exudan de las planicies de tantos amesetamientos colectivos! Cuánto más he aprendido de mis propios desgobiernos que de cargarme a cuestas los disfraces de la modelización aceptada! Cuánto..!

Antes muerta que socializada.


Se trata esto de un encomio del cocooning?
No, simplemente intento resumir enunciativamente las preferencias a las que me conduce mi propia incapacidad físico-espiritual para soportar la estupidez crónica y practicar el fetichismo de la hipocresía universalizada. La medianía me aburre -en el mejor de los casos-, o me saca completamente de quicio -en el peor de ellos. Me conozco inasimilable, inapropiable, resistente a cualquier sombra de dominio que intente proyectar opacidades propietarias sobre mi persona.   

Frente a todo el cansador meteorismo de fachadas e inautenticidades comprables/vendibles/regalables, definitivamente adhiero a ser solar. He sido solar desde que me recuerdo en la infancia, optando por mí misma y mi bolsa de crayones antes que por ir a las fiestas de cumpleaños de semidesconocidos diablillos en las que era capaz de permanecer sentada en una pequeña silla antes que desdibujada en juegos que parecían estar hechos para alegrar neuronas de infrahumanos. Estructuralmente termino metida hacia adentro si no hay nadie o nada "afuera" con lo que valga la pena realmente tomar contacto. Introspectivismo de supervivencia ante el sinsentido. Autoprotección radicalmente sana ante las máquinas de inculcación de normalidad enfermiza.

 
Sin embargo estoy lejos de ser hermética y menos considerarme de poco habla. Amo como pocas otras cosas los deleites de un buen diálogo. Pero conversar (al menos en mis términos) requiere de un ser afín a la propia locura, de un mapa de arenas movedizas comunes, de una afinación cordal en alta comunión. Sino, cuánto más tengo con el mundo interno de mis propios murmullos interiores disparatados o sublimes! Cuánto más obtengo y aprendo con escuchar los pájaros que retornan por las tardes a sus árboles, con seguir a las abejas que curiosean las corolas, con estar atenta al viento y sus cambios de pentagrama! Quién puede ser el grandísimo necio, ciego y sordo que sostenga que un ser solitario está “solo”? No hay soledad si el oído se apoya en los flujos animados por la vida y la muerte que permanentemente nos rodean.    

Y si de compañías humanas se trata, en este punto es bueno recordar que hasta los perros cínicos sabían cuidar de los bienes de la amistad sin por ello renunciar un milímetro de su autonomía. Cultivadores de un tipo de amistad peculiar, claro está, no sujeta a normativas convencionales ni a pactos uniformizantes, los andrajosos seguidores de Diógenes sabían apreciar la belleza de lo básico y compartir esas gratificantes elementariedades sabiamente con espíritus afines. Incluso hasta el amor entre cínicos supuso, no sólo la precondición amistosa con el otro, sino el compromiso de ruptura con todo formalismo: baste para ello recordar las antisociales bodas entre el costroso Crates y la nobilísima Hiparquía, quienes felices y radiantes se dedicaron a hacer el amor en la plaza pública en señal de celebración. Festejo en la desposesión, inter-cambio de flujicidades sexuales donde sea que sean preciso ser intercambiadas (Henry Miller y June Mansfiled rodarían por similares sendas eróticas muchos siglos más tarde...)

La amistad es, sí, una forma de amor.

   
Sé que mi pequeño hato de rebeladas almas amigas está compuesta por amables seres emboscados, lobos de las estepas, tirabombas de palabras, montañeses que no se gastan en simpatizar con los imbéciles, caminantes nómades, electrones libres, anarquistas irredentos. Lógicamente tengo pocos amigos tan raros como maravillosos en un número inversamente proporcional a las obvias legiones de antiamigos que, francamente, me ne fregan.

La amistad entre emboscados es aristocráticamente generosa: se da lo que se tiene, y no sólo lo que se puede. Se da al otro sacando del infinito bolsillo de las prodigalidades simbólicas, nunca desde lo que sobra o desde el resto: se trata de "dar dándose" únicamente desde lo mejor de sí. Y no porque se pida explícitamente nada, pues incluso sucede que la amistad entre espíritus libres no suele pedir demasiado. Lo que se ofrece se da casi sin darse cuenta de tal dación porque la sobreabundancia no es de objetos sino de "mundos" (con lo cual se elimina felizmente cualquier nauseabunda forma disimétrica de caridad material). La amistad entre lobos es solidariamente feroz: nadie ha de atacar a un lobo amigo sin correr el serio riesgo de ser despellejado por la pequeña fraternidad de aulladores. Entre electrones libres lo amistoso forma delicadas partículas que dan lugar a elementos nobles, raros, inclasificables. Ser amigo de caminantes hace que siempre se esté atento a múltiples senderos abiertos y se desechen los corredores cerrados donde el aire ausente todo lo enrarece. Tener amigos nómades nos arranca de la cómodas quietudes adquiridas y nos hace sentir mejor armados ante las tormentas de arena con que el destino indiseñado nos confronta. Y siempre pero siempre esta aristocracia amistosa ha de preferir las cuevas de la noche para el encuentro, las madrugadas activamente dialogadas, los vinos siempre descorchados a tiempo, las caricias para el paladar, los placeres dionisíacos, la música como refugio para los males o como danza que celebra los bienes.

Me place el tiempo ganado o perdido entre wanderers, caballeros andantes, damas afrodisíacas, rolling stones, viajeros pariendo dimensiones  alternas de las que nos reiremos a pata ancha a la mañana siguiente tambaleando entre las ruinas de la resaca. Sólo entre esos espíritus liados por el afán de libertad y el hambre de transmutar valores es que concibo darme al arte de  esculpir la roca dura de la amistad. Por debajo de esa vara, prefiero refugiarme en las bondades de mi ermita.

Como Heracles ante sus trabajos, como Odiseo ante las naufragantes consecuencias de su propia altivez arrogante, como el mirmidón Aquiles esquivando imponderables flechas, como el desapegado Siddharta sentado bajo el árbol, siempre estamos descomunalmente solos al enfrentar nuestras disfuncionales brumas endógenas o las zarpas inclementes de las circunstancias exógenas.

Nada hay más arduo que no dejarse a sí mismo reposar en los pusilánimes decorados de la justicia, en los microinfiernos del sistema de salud, en las amargas farsas religiosas: sé tu mejor juez, tu propio sanador, tu único sacerdote sagrado. A partir de ese punto, sí, arraigar la amistad. Una amistad que se debe saber retirar a tiempo de los atentados constantes que tienden a banalizarla, instrumentalizarla e incluso moralizarla.

Ser amigo es co-afirmarse mutuamente con un ser afín, bajo el cielo común de la exigencia ético-política de ser soberano de sí. Partiendo de ese insoslayable punto de anclaje de uno mismo en uno mismo, entonces sí, vagar de a dos, juntarse en temporales bandadas de solitarios que dejan de serlo sin extraviar el tesoro de cada unicidad. Compartir es disponerse a seguir siendo rotundamente quien se sea intersectando activamente territorios sintientes, pensantes y sensibles con el otro.           

Se puede ser amigo entre esclavos, claro está. Pero cuánto más alto es el vuelo de dos aves que bien saben ser Amos de sus propios vuelos..!

A mis amigos y amigas, por siempre incorregibles espíritus libres, gracias por ser y estar.




 
_______________________ 





-->