viernes, 26 de agosto de 2011

Volver al futuro (o acerca de la necesidad de pensar la compulsión a la repetición histórica)





Volver al futuro
(o acerca de la necesidad de pensar la compulsión a la repetición histórica)



“El país entero está fuera de quicio, desde la capital hasta Jujuy. Las instituciones libres han desaparecido de todas partes; no hay república, no hay sistema federal, no hay gobierno representativo, no hay moralidad. La vida política se ha convertido en industria lucrativa. El Presidente de la República ha dado el ejemplo, viviendo en la holgura, haciendo la vida de los sátrapas con un menosprecio inaudito por el pueblo y con una falta de dignidad que cada día se ha hecho más irritante. Ni en Europa ni en América podía encontrarse en estos tiempos un gobierno que se le parezca; la codicia ha sido su inspiración, la corrupción ha sido su medio. Ha extraviado la conciencia de muchos hombres con las ganancias fáciles e ilícitas, ha envilecido la administración de Estado obligando a los funcionarios públicos a complacencias indebidas y ha pervertido las costumbres públicas y privadas prodigando favores que representan millones.Él mismo ha recibido propinas de cuanto hombre de negocio ha mercado en la nación, y forma parte de los sindicatos organizados para las grandes especulaciones, sin haber introducido capital ni idea propia, sino la influencia y los medios que la Constitución ponía en sus manos para la mejor administración del Estado. En cuatro años de gobierno se ha hecho millonario, y su fortuna acumulada por tan torpes medios se exhibe en bienes valiosísimos cuya adquisición se ha anunciado por la prensa. Su participación en los negocios administrativos es notoria, pública y confesada. Los presentes que ha recibido, sin noción de la delicadeza personal, suman cientos de miles de pesos y constan en escrituras públicas, porque los regalos no se han limitado a objetos de arte o de lujo; han llegado a la donación de bienes territoriales, que el pueblo ha denunciado como la remuneración de favores oficiales. Puede decirse que él ha vivido de los bienes del Estado y que se ha servido del erario públco para constituir un patrimonio propio. Su clientela le ha imitado; sujetos sin profesión, sin capital, sin industria, han esquilmado los Bancos del Estado, se han apoderado de las tierras públicas, han negociado concesiones de ferrocarriles y puertos y se han hecho pagar su influencia con cuantiosos dineros.En el orden político ha suprimido el sistema representativo hasta constituir un congreso unánime sin discrepancia de opiniones, en el que únicamente se discute el modo de caracterizar mejor la adhesión personal, la sumisión y la obediencia pasiva. El régimen federativo ha sido escarnecido; los gobernadores de provincia, salvo rara excepción, son sus lugartenientes; se eligen, mandan, administran y se suceden según su antojo: rendidos a su capricho.”





Manifiesto de la Junta Revolucionaria (*) de Julio de 1890




(*) Se trata del alzamiento producido en Buenos Aires contra el unicato del Presidente Juárez Celman. La Junta Revolucionaria emitió, en aquel entonces, este manifiesto del cual el fragmento anterior forma parte explicando los motivos políticos de aquella insurgencia civil armada.



(Lecciones de la historia... un posible antídoto para revertir cierta enfermiza y ciega compulsión a la repetición.)
 
 
___________________
 



jueves, 25 de agosto de 2011

Tu mejor destino



Tu mejor destino



Permanece de pie,
forja con esmero tus pocas o muchas valiosas armas,
mira a la muerte con la frente en alto,
apunta las velas de tus naves siempre hacia adelante,
y arrebátale cada día al destino que te sea impuesto
tu propia porción de destino libremente elegido.
Ese es tu mejor destino.



Gabi R.

_______________


jueves, 4 de agosto de 2011

Infancia




Infancia



"Puedo decir que he tenido una infancia cuya simpleza privilegiada
me permitió sólo dedicarme a ser
 nada más que una niña"



(Volver a Monet). Cuando era una niña creía -seriamente- que los lugares monetianos y los estados estéticos concomitantes a sus pinturas de verdad existían. Firmemente lo creía. Lo sentía. En todo el cuerpo. Mi abuelo carpintero tenía un libro en su galpón de trabajo, un libro del que nunca a mi memoria parece haberle importado el título, pero entre cuyas páginas llenas de jardines impresionistas yo me escurría como agua. Era cuestión de crecer, volverme más alta, hacerme una valijita y volar por el enigmático mundo exterior dispuesta tercamente a encontrar esas bellas realidades. Con el tiempo descubrí que la creencia en ese clima plácido, colorido y vital del ojoalma se llama "Infancia". Por eso será que siempre es bueno volver a Monet.


____________________





miércoles, 3 de agosto de 2011

Leer mucho, andar mucho...





"El que lee mucho y anda mucho,
ve mucho y sabe mucho."



 
Miguel de Cervantes Saavedra
(1547-1616)
De "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha "

 
 
_____________

lunes, 1 de agosto de 2011